Un nosotras renovado para Mujeres Urbanas

remera de Mujeres Urbanas ciudad

Cuando creé Mujeres Urbanas en septiembre de 2014 sentía la urgencia y las ganas de ponerle palabras a eso que pocas nombrábamos, pero todas vivíamos. 

Surgió por la necesidad de tener un espacio donde poder escribir las notas periodísticas con perspectiva de género que no salían en las “revistas femeninas” ni me dejaban publicar en el diario donde trabajaba. 

Por esos días, salía de la redacción y volvía a casa a seguir produciendo para denunciar las desigualdades laborales y la violencia hacia las mujeres. También para contar las historias de vida de minas de oro como Norita Cortiñas, madre de Plaza de Mayo, María Rosa González, fundadora de la Red Madres por la Vida y Contra el Paco, Evelina Cabrera, la fundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino, entre otras varias grosas que allanaron caminos para todas. 

Menos de un año después, sabiendo que en Argentina había un femicidio por día (cifra que no mermó en la actualidad), salimos a las calles a reclamar seguridad y a gritar que ¡Vivas nos queremos! El 3 de junio quedó marcado en el calendario como una fecha de lucha.

Mural #MeEmpoderoCuando en el Ni Una Menos Foto: Mujeres Urbanas

Mural #MeEmpoderoCuando en el Ni Una Menos Foto: Mujeres Urbanas

En el Ni Una Menos de 2016 propusimos que nos cuenten qué les empodera #MeEmpoderoCuando decía cada papel. Al terminar la jornada habíamos cubierto con mensajes llenos de potencia la Plaza del Congreso.

En el Ni Una Menos de 2016 propusimos que nos cuenten qué les empodera #MeEmpoderoCuando decía cada papel. Al terminar la jornada habíamos cubierto con mensajes llenos de potencia la Plaza del Congreso.

No escribí yo sola, tuve el honor de tener la colaboración de: Sami Alonzo, modelo plus size y militante de la diversidad corporal, Pamela Salgado, comunicadora y viajera, Martín Dalla Zorza, periodista, Adrián Sapetti, médico sexólogo, Fernanda Díaz, comunicadora feminista, Lorena Zampredi, abogada, y Florencia Guerrero, comunicadora radialista y docente. ¡Estoy realmente muy agradecida con todes por sumar sus voces y perspectivas! También tengo que agradecerle profundamente a mi amigo Sat que me ayudó a que el impulso creativo tome forma como sitio web.

Sostener un medio independiente que se alimenta con la energía que queda después de arduas jornadas laborales es muy difícil. Pasaron meses sin que pudiera sentarme a escribir, varias veces me pregunté si no sería mejor bajar la web. Pero más allá de no producir con la asiduidad que me hubiera gustado, cada nota tiene compromiso con la responsabilidad periodística y feminista de generar contenido de calidad. Propio. 

Cada vez que dudé si seguir o no, pensé en todas aquellas personas que entrevisté y su capacidad de resiliencia, su empuje… ¿cómo abandonar?

¿Cómo abandonar si recibo todas las semanas comentarios en las notas que llevan años online? ¿Cómo cerrar un espacio que ya no es mío, sino que es compartido? Como las charlas con amigues donde nos expresamos, le ponemos palabras a lo que nos pasa y en ese intercambio nos nutrimos tanto. Este espacio, aún con una estética que ya quedó vintage, aún con un nombre cuya palabra en plural ahora no lo es tanto -porque no alcanza el “mujeres” para nombrar todas nuestras posibles identidades de género- aún así: sigue vivo. Ustedes lo alimentan, quienes entran, leen, comentan y comparten.

Así que seguimos adelante: transmutando, madurando ¡y produciendo!

Durante 2017 generamos la serie de podcast “Empoderadas: narraciones personales, historias colectivas”, con testimonios de mujeres que salieron de parejas violentas y animan a otras a atravesar ese camino, y participamos de la intervención sonora “Vivas nos queremos” durante la marcha Ni Una Menos de ese mismo año.

En 2018 y 2019 junto a Radio Hache, la radio del Centro Cultural Homero Manzi, realizamos el programa “Vivas! y haciendo Historia”. Un ciclo de entrevistas en vivo que fue posible gracias a la producción de María Florencia Guerrero, Florencia Tognolotti y Mailén Maradei.

Junto a Marina de Sa Barreto da Cunha, compañera de marchas feministas y, desde este año, también responsable de comunicación y marketing en Mujeres Urbanas, decidimos que lo que más nos gusta es producir contenido en diversos formatos digitales que aporten a la temática de la sexualidad y la corporalidad. 

Marina y Mariana 8M 2020 (3)

La cuarentena obligatoria no nos para: nos seleccionaron para producir una aplicación para teléfonos móviles sobre derechos en salud sexual y reproductiva para mujeres, accesible para personas con discapacidad. Se trata de una iniciativa de “DeSeAr con inclusión” un proyecto para erradicar la violencia y discriminación contra las mujeres con discapacidad y promover los derechos sexuales y reproductivos de las más de dos millones de mujeres con discapacidad que viven en Argentina. DeSeAr es llevado adelante por FUSA para la Salud Integral con Perspectiva de Derechos Asociación Civil (FUSA AC), la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI) y el Fondo Fiduciario de la ONU para Eliminar la Violencia contra la Mujer.

También estamos grabando una serie de podcast sobre historias de mujeres que realizaron tratamientos de fertilización asistida, junto a nuestras compañeras de Tristana Producciones

Hoy más que nunca queremos y  tenemos que comunicar desde la sororidad, desde la humanidad. ¡Gracias por acompañarnos!