Cantó “Ni Una Menos” al ritmo de Despacito y la rompió

“Yo solo puse el ukelele y la bailarina”, aclara Natalia Maderna riéndose y haciendo referencia a su pequeña hija Cata. La idea de interpretar con el ritmo de “Despacito” una canción a favor de la igualdad de género surgió junto a sus compañeras de ATE Capital. Natalia, locutora de Radio Nacional, cuenta a Mujeres Urbanas que no se había imaginado que su “Ni Una Menos” grabado en su casa de Boedo iba a llegar tan lejos, “la coyuntura colabora y mis amigas feministas más”.